¿Por qué protestan los estudiantes?: Crisis de la Universidad pública Colombiana

Spread the love

medios oficiales de la asamblea de la universidad. Por favor léanlo. Tomado exactamente del correo:

POR FAVOR, SI ES USTED ESTUDIANTE DE UNA UNIVERSIDAD O ASPIRA SERLO, LEALO; SI ES USTED PADRE DE FAMILIA (O TI@ O ABUEL@) DE ALGÚN ESTUDIANTE O PRETENDE QUE UN DÍA SUS HIJOS SE EDUQUEN, LEALO; O SI ES USTED UNO DE LOS COLOMBIANOS INDOLENTES QUE HABLA MAL DE LOS ESTUDIANTES PORQUE NO LOS CONOCE, DESE LA OPORTUNIDAD, LEALO; MEJOR DICHO, POR CULTURA GENERAL, LEALO. EL TRANSFONDO: ESTA PRIMERA PARTE FUE EN EN EL 2007… PERO AUN HOY ESTAMOS AFECTADOS POR ESOS «ACUERDOS»… EL INCONFORMISMO TIENE RAZONES DE PESO. LEE MAS ABAJO LA SITUACION ACTUAL.
Situación en año 2007 Protestas pacíficas en Bogotá, marchas tipo Carnaval (15000 estudiantes), se rodeó la universidad con velas, se hicieron pinturas alusivas al problema por toda la Universidad (estudiantes de bellas artes).

[Testimonio gráfico]

¿A qué se debe la protesta?

Por el plan nacional de desarrollo, particularmente por el articulo 38, en éste se estipula que las universidades tienen que asumir su pasivo pensional.

¿Y qué pasa? Lo que sucede es que el pasivo pensional es demasiado dinero, billones de pesos. ¿Podría pagarlo? No, se repetiría el caso de la Universidad del Atlántico, una universidad pública que está al borde de la quiebra hace años por la aplicación de un régimen similar (¿no lo sabías? y no es la única universidad pública que se está muriendo…. No lo sabías porque nunca sale en las noticias, debe ser que no quieren que lo sepas. ) Para pagarlo, la universidad tendría que aumentar las matriculas hasta en un 300%, dejar de investigar, contratar profesores más baratos y arrendar sus propios predios… Y aun así no podría pagar la deuda que le generaría el asumir su pasivo pensional. Muchos no podrían pagar la matricula, bajaría el nivel académico y la universidad se vendería hasta quebrarse.
Otros motivos de protesta….
Hace poco el congreso aprobó otros artículos de este plan, uno dice que los egresados de universidades públicas tendrán que pagar, después de haberse graduado, 15 años más por haberse educado ahí. Otro artículo problemático, dice que las carreras en las universidades públicas tienen que responder a las necesidades del mercado. Es decir, lo que no tenga utilidad inmediata se suprime. De nada le sirve al país la investigación, según este concepto, ni las ciencias humanas, ni mucho menos las artes.  ¿Para qué filósofos? ¿Para qué matemáticos?, ¿para qué músicos? , según ellos, para nada. Sólo sirve lo que haga falta, el país no puede innovar, tiene que satisfacer sus necesidades inmediatas, se educa gente para que pueda comer y ya, quieren que Colombia no deje de ser un país subdesarrollado. Aquí no existirá ni el conocimiento ni la investigación, eso le corresponde a los países desarrollados que invierten en ésto y que cada vez se vuelven más ricos por estar a la vanguardia en el conocimiento. En resumidas cuentas… Las universidades públicas protestan porque: el plan nacional de desarrollo pretende imponerles una deuda que no les corresponde y que no pueden pagar. Una deuda que las llevará a la quiebra. Los que puedan graduarse de lo que queda de universidad tendrán que seguir pagando por un periodo largo de su vida. Las nuevas generaciones no podrán escoger entre un amplio número de programas sino entre los que el gobierno crea que el país necesita a cortísimo plazo.
Situación AHORA EN 2009:
Oct 3/ 09 Informe de la Revista Cambio: Déficit de medio billón tiene a las principales universidades públicas al borde de la quiebra El panorama de las universidades públicas es sombrío: la del Cauca debió cancelar programas académicos, la de Pamplona se acogerá a la Ley 550 de intervención económica (aunque su rectora lo ha desmentido), la de Caldas está en reestructuración, la del Atlántico, que estuvo a punto de cerrar, está en proceso de recuperación, y la Nacional, la más grande del país, está al límite de su capacidad funcional, según ha revelado el rector Moisés Wasserman. «Si las cosas siguen así, en 2011 la universidad será inviable y empezarían a cerrarse programas», asegura la vicerrectora Beatriz Sánchez. Por lo pronto, la Nacional ha reducido su programa de becas de posgrado a la mitad -de 500 a 250-, suspendió varios proyectos de investigación y no ha podido cumplir con el cronograma previsto para la apertura de sedes en Riohacha y Tumaco. Además, tiene dificultades con la modernización de la plataforma tecnológica, los edificios en Bogotá no tienen estructura antisísmica y ha tenido que restringir sus actividades al mínimo indispensable.

[Noticia completa]

[Fin del texto del correo] Resumen de la situación actual
  • El presupuesto de las Universidades crece según el IPC (Índices de precios al consumidor), pero la dinámica universitaria hace que el crecimiento del presupuesto sea mucho más grande, dado que los docentes se deben preparar y la formación adicional implica un aumento en el valor de la nómina. Las universidades demandan aumento de 9 puntos sobre el IPC para el 2010.
  • Las universidades no se pueden hacer cargo del pasivo pensional.
  • A las universidades se les adeuda la devolución del 10% de matrícula que se ordenó desde hace varios años y que es responsabilidad del gobierno.
Respuesta del gobierno:
  • Las universidades pidieron 155 mil millones y el gobierno asignó 160 mil.
  • La asignación de los 160 mil millones es así: 70 mil al Icetex, 30 Mil a Colciencias, 42 mil Icfes (proveniente de asignaciones propias de la Universidad pública), y 18 mil pago de la deuda por devolución de matrículas por votación.
Las universidades acusan que nada de ese dinero va directamente a su funcionamiento que es donde está la crisis y que la asignación de esos recursos está ligada al crecimiento, crecimiento que se daría con déficit presupuestario en su funcionamiento, en otras palabras, crecer implicaría más problema presupuestal así se asigne dinero. Con éste panorama, se prevé que para el 2011 se empezarán a cerrar programas debido a que no se va apoder pagar la nómina.

[Entrevista de Moisés Wasserman]

Opinión personal
Del texto anterior se debe resaltar que las protestas universitarias no son sinsentidos, que existen razones de fondo y que rara vez las protestas son faltas de razones, lo que es un ejemplo importante para el país, ya que permanentemente se ven situaciones espantosas como la de los falsos positivos, carimagua y agro ingreso seguro, cuyas políticas afectan a toda la sociedad pero no se ven reacciones contundentes como sí sucede con la Universidad pública, aunque no tenga mayor efecto. Antes de ofrecer mi opinión personal, quiero dejar en claro que me parece crítica la situación de la Universidad, que es una situación real y que me parece importantísimo difundir y apoyar la protesta. Lo anterior no significa que apoyo cualquier forma de protesta y mi opinión les va a mostrar por qué. Tratando de ofrecer otro punto de vista, sin oponerme totalmente a las protestas de los estudiantes, acuso de sesgo a los líderes de los movimientos y una muy mala campaña de promoción de la información. El hecho de impedir las clases arbitrariamente para defender el derecho a la educación es por definición equivocado. Las clases deben continuar, lo que se debe garantizar es que exista un flujo incluyente y denso de información verificable que permee a toda la sociedad sin traumatismos y para eso las clases mismas son un instrumento de difusión de información. Ver estudiantes jugando partidos de fútbol en cualquier lugar del campus mientras otros ven clases es un adefesio, una vergüenza y con eso no quiero decir que se deba obligar a no ver clase, que sería la deducción simplista de muchos activistas. ¿No se pueden realizar las actividades de protesta en oleadas con tiempos definidos y objetivos claros?, ¿es una protesta no hacer nada productivo?, yo no creo. Si algún activista acusa de que lo anterior se ha hecho, ¿por qué no hay todavía conciencia suficiente para que la protesta sea realmente representativa?, llevan años protestando de la misma manera y ¡el efecto sigue siendo el mismo!. Algo funciona mal y no es sólo que los indiferentes están equivocados, los activistas también tienen mucha responsabilidad en esa actitud. Con la forma en que se hace la protesta actualmente en la Universidad Tecnológica de Pereira, lo único que se logra es que se polaricen aún más las opiniones, es difícil encontrar una opinión equilibrada entre los estudiantes: o son activistas a ultranza o no opinan por no contradecir a los primeros, es decir, muchos están totalmente en contra de la protesta (lo he comprobado) pero se lo callan. Yo doy clase cuando me dejan y me llegan aproximadamente la mitad de los estudiantes o, en un mal día, una 3ª parte de ellos, yo hago lo posible por hablar de estos temas, confrontarlos, tratar de sacar opiniones y los que asisten usualmente están en contra de la protesta y no opinan, ¿no es eso un efecto muy adverso de lo que pasa?, entre esos estudiantes que no opinan muchas veces hay estudiantes juiciosos y capaces, que serían  activistas influyentes si hicieran parte de la protesta. La otra porción de los que no asisten a clases simplemente se quedan en casa o hacen cosas personales y unos pocos van a la protesta. De lo anterior se deduce, que yo sí creo que el número de estudiantes que protestan no son representativos. Si la cafetería central de la Universidad se llena (como con frecuencia lo hace), ¡no pueden haber más de 1000! (p. ej.: en uno de los auditorios más grandes de la U., el Jorge Roa caben 300 sentados), el total de estudiantes es 12000. Aún cuando en la cafetería hayan muchos estudiantes, los que están en la periferia no escuchan lo que se dice en la discusión. Cuando he estado en clase, veo a 20 estudiantes sacando amplificadores en el hall de la administración, escuchando música a gran volúmen, sentados allí haciendo nada o, en el mejor de los casos,  jugando. Dos observaciones: 1) Muy poca gente, 2) no hacen nada que ayude a difundir información y estimular la participación ¿será que los estudiantes que están conmigo en clase quieren irse a jugar fuchi con los que protestan?, ¿no es eso previsible?, ¿mis estudiantes reciben información o confrontación ideológica por ese medio?. Finalmente debo acusarme a mí mismo de cierto grado de indiferencia. Usualmente no participo, como muchos otros integrantes de la comunidad universitaria, y en ese sentido no puedo reclamar mejores resultados. Yo hago lo que me parece correcto: informo a mis estudiantes de lo que está pasando, de las actividades que programa la asamblea y dicto clase según la programación oficial. No apoyo la asamblea permanente y por lo tanto no justifico que mis estudiantes no asistan a clases, la asamblea no tiene formalismos que aseguren o ayuden a lograr sus objetivos, ni siquiera las votaciones, que los activistas asumen que son obligantes para toda la comunidad universitaria, son controlables y menos en los números que se manejan (hasta 1000 estudiantes según los activistas). Apoyo expresiones de protesta puntuales no traumáticas y la distribución de información. El próximo Martes hay una marcha y existen antecedentes de desmanes de la policía, ¡desmanes que han incluido a las misiones médicas de la Universidad!. ¿Cómo van a garantizar que eso no vuelva a pasar?.
Conclusión
Es indispensable que toda la sociedad y hasta sociedades de otros países se den cuenta de la situación terrible de Colombia, donde hasta las universidades son víctimas de un corporativismo intransigente y sin remordimientos. El hecho es real: la universidad pública colombiana está al borde de la muerte, ya mismo, el aumento de programas en la mismísima Tecnológica de Pereira no se da con programas de matrícula diferencial sino con programas de matrícula única, actores que no acostumbran apoyar y difundir protestas lo están haciendo permanentemente y en los próximos años nos enfrentaremos a un cambio significativo en la calidad de la educación que no va a permitir mejorar esta sociedad que tanto lo necesita. NOTA IMPORTANTE: Mi intención con esta entrada no es iniciar una discusión, éste es un blog personal de caracter técnico, sólo que éste problema es importante y me gusta que mis lectores se enteren un poco de mi ambiente. Por favor, si quiere dejar un comentario, que sea constructivo y le sirva a los lectores interesados en el tema, recuerden que yo puedo controlar qué comentarios se publican y usualmente borro todo comentario grosero o destructivo, a menos que sirva de mal ejemplo, caso en cual dejo clara mi posición y el respectivo regaño. Si quiere vincularse en una discusión con suficientes actores políticos use el blog de la asamblea.
Más información
A continuación relaciono un conjunto de artículos de importantes revistas y diarios colombianos publicados en el blog oficial de la comisión de medios de la asamblea de la universidad tecnológica de Pereira que dan cuenta del problema y parte de su evolución:

]]>

2 comentarios en “¿Por qué protestan los estudiantes?: Crisis de la Universidad pública Colombiana”

  1. Cuándo fue la primera vez que escuché algo así?…. 1992? pero bueno, como no es la intención del respetable dueño de este blog crear discusión, no voy a discutir, pero les doy entonces una solución: no tengan hijos!

  2. Buenas,

    Es una pena la situacion actual de la educación universitaria pública en nuestro pais, puesto que esto nos muestra un futuro incierto a la ciencia en Colombia, digo esto; porque los únicos mecanismos que permiten salir del subdesarrollo es la innovacion es decir; creacion de nuevos conocientos y esto solo se logra a través de la ciencia y la tecnologia, pero parece que a nuestros dirigintes no les interesa eso (se hacen los desentendidos o simplemente saben y no les interesa, en última instancia lo importante para ellos es beneficiarse politica y economicamente hablando. Mienstras que los paises del primer mundo tienen plena conciencia que el comino para consolidarse economicamente y estrategicamnete es la investigacion e incursión en conocimientos innovadores, atraves de universidades y centros cientifificos, para la cual invierten una considerable cantidad de dinero. En nuestro querido pais, cada mas vez se invierte menos, en la ciencia y por consiguiente en la educacion universitaria y centros de investigacion.

    Sin embargo tengo la esperanza que esto algun dia cambie y el desarrollo de la ciencia en nuestro pais tome la importancia que en realidad se merece. Para salir de este estado delirante en el que nos encontramos los Colombianos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.