Certificaciones y academia

Spread the love

Las certificaciones siempre generan controversia cuando se comparan con la academia, actualmente en la Universidad de la cual soy egresado hay un cierto revuelo por la intención declarada de las directivas por sacar del pénsum el currículo de preparación para la certificación CCNA o Cisco Certified Networking Associate, que yo tengo actualmente. Dada esta controversia me gustaría dejar registrado por qué me gusta el esquema de certificaciones, qué es lo que me gusta y qué no me gusta. Disfrútenlo (y analícenlo)

Yo siempre fuí adepto a las calificaciones de estricto conocimiento o habilidad más que al modelo clásico de educación, es decir, el modelo en el que el estudiante debe convencer al profesor de que sabe o «merece» pasar la materia. Esta última parte de »merecer» es lo que desestimula a muchos estudiantes (como a mí) y la otra parte desestimulante es seguir el ritmo promedio de aprendizaje (que puede ser más lento que el propio). Eso fue siempre tal problema que cuando yo estaba en el colegio escribí­ un documento esquematizando una especie de educación no presencial basada en las calificaciones y habilidades más que en la asistencia y las tareas -eso deja ver lo juicioso que yo era en ese tiempo… claro que uno cambia, ¿no?-. El informe pasó sin pena ni gloria por las manos de los directivos aunque en retrospectiva me hace sentir orgulloso… y además me enviaron una carta de agradecimiento -no fuera que se desestimulara el niño. Ahora que vuelvo a pensar en eso, me parece que yo estaba proponiendo, de lejos, una especie de esquema de certificaciones, en otras palabras, las certificaciones siempre fueron de mi agrado. Cuando se incorporó el currículo de CISCO en la Universidad no me gustó por las clásicas razones que esgrimen quienes no gustan de las certificaciones: la penetración, la dependencia de una tecnología, etc., sin embargo, el hecho de que la certificación fuera un asunto de mérito, ganado a punta de estudio y disciplina me hizo sentir muy bien luego de haberla obtenido. Las certificaciones en la industria, en especial en informática, son una realidad: las inventaron y ahora hay que convivir con ellas y eso significa con sus virtudes y también con sus defectos. Una de las cosas que me hizo certificarme fue el hecho de haber tenido acceso a un currículo que de haber tenido que pagar me hubiera costado una cantidad significativa de dinero (actualmente $2»400.000 en la UTP), además, haberlo hecho me daba el derecho a un descuento del 70% del valor del examen de certificación, es decir, de U$150 a U$37,5 !. Vale la pena aclarar que las redes de computadores también me resultaban muy interesantes, yo programaba páginas web en un servidor GNU/Linux y me encantaba todo lo que tenía que ver con la configuración de los servicios y tenía muy claro todo el proceso necesario para que mis programas llegaran al navegador del cliente, las redes y los dispositivos de red eran un tipo de misterio fascinante y saber cómo funcionaban y cómo manipular el tráfico me resultó muy entretenido. Entonces ¿cuál es la pertinencia de incluír el currículo de CISCO en el currículo de Ingeniería de Sistemas y Computación de la UTP?, pues para mí, mucha. Cargos técnicos, de buena remuneración y una actividad no monótona son los cargos que tienen que ver con el soporte técnico de redes de datos, sin contar los cargos de ventas, excelente remuneración y una permanente actualización en tecnología de punta. Conozco muchos egresados de la Universidad que tienen empleos de este tipo y no mencionemos la tendencia actual de las comunicaciones a convergencia en IP -VoIP, MPLS, VoD, etc-. Personalmente creo que el único problema de las certificaciones es que a veces son vistas como alternativa a la eduación formal y en eso sí discrepo.

Virtudes

Las certificaciones son calificadas independientemente de quién las otorga, es decir que solicitar una certificación implica que el trabajador tuvo que estudiar efectivamente el tema y no ganó su título por nunca faltar a clases, ni por su habilidad de copia -conozco varios que se graduaron en bloque por este motivo … valga la pena decir que medio petardos-, sino porque tuvo que saber qué respuestas y qué habilidades se necesitaban para calificar en el nivel certificado. En Canadá se exige una certificación para cualquier carrera de nivel profesional, es decir, que cuando usted termina su pregrado debe presentar un examen que certifica que usted es ingeniero o doctor o lo que sea que usted esté persiguiendo y las agremiaciones se encargan de que no todos ejerzan profesiones tituladas (se pueden practicar pero no usando el título). Es decir, que el esquema de los exámenes hechos por terceros parece servir para garantizar capacidad intelectual y habilidades prácticas, pues, según el gobierno Canadiense. Las certificaciones son una ventaja competitiva durante su popularización, pero lo que sí aportan son capacidades prácticas que se reflejan en el desempeí±o de quienes obtuvieron tal grado. En el caso de CISCO hay que decir que la mitad del currículo describe detalladamente las tecnologías, la mayoría está¡ndares de la industria como Ethernet, STP, OSPF, HDLC, y no sólo eso, enfatiza muchísimo en las buenas prácticas, en inculcar cierto grado de profesionalismo a los aspirantes a CCNA, por ejemplo el fuerte énfasis que hace en la documentación de las instalaciones de cableado y las configuraciones de una red de datos. Sin embargo no todo es tan bueno, las certificaciones son ventaja competitiva mientras se popularizan, finalmente si todos somos certificados en redes tendrá que haber otro criterio para elegir a quién contratar, pero en el mismo caso ¿qué le pasaría a quien no tenga la certificación?. í‰sto último también lo han previsto los diseí±adores de certificaciones generando variedad en las temáticas, por ejemplo Oracle, tiene una serie de temáticas en sus certificaciones que especializan a los candidatos de tal manera que cada uno es un verdadero especialista en algo y finalmente no tiene que competir directamente.

Desventajas

Como ya lo he dicho al principio, el gran defecto de las certificaciones es el de insinuarse como modelo alternativo a la educación, pero la educación es neutral y objetiva, es decir, científica y las certificaciones son efectivamente parciales, orientadas hacia un conocimiento muy, pero muy específico, además pasa por el filtro supremamente malo de la utilidad. ¿Habrá alguna vez una certificación en artes visuales?, ¿certificado en Canto Vocal?, el filtro de la utilidad suele ser un pragmatismo morboso que mata la capacidad humana de crear, la utilidad es tan sólo un parámetro más a considerar cuando se decide algo. Las certificaciones son sin duda un negocio: CISCO obtiene tanto dinero por su sistema de educación como por los equipos de comunicaciones que vende!. No sólo hay que pagar por el curso, sino por el examen de certificación y de ahí en adelante por las recertificaciones cada uno, dos o tres aí±os, el candidato se vuelve vendedor y cliente de la tecnología en la cual se certificó, como me decía un profesor »es venderles el alma».

Conclusión

Las certificaciones son un útil mecanismo para demostrar habilidades y capacidades técnicas, pero sólo para eso, y si usted quiere y puede acceder al tema de un currículo o a los conocimientos necesarios -incluídos los laboratorios- como el caso de la Universidad, ¿no es esa una ventaja competitiva directa para los egresados?. A veces se acusa a la Universidad de no proporcionar a los estudiantes contacto o experiencia práctica, bueno, las certificaciones son un excelente mecanismo para eso y más cuando la Universidad proporciona todo. Sin duda que un ingeniero recién egresado tiene ventaja sobre otro en las mismas condiciones si ostenta una buena certificación como Oracle, Java, CISCO y LPI -Linux Profesional Institute-, ¿no es ese un mecanismo usual en la industria para mejorar las opciones de trabajo o los salarios?. Lo único que debemos cuidar es no llenar los currículos de las carreras de certificaciones para evitar pensar en el marco teórico que un Ingeniero debe conocer para practicar su ciencia.

4 comentarios en “Certificaciones y academia”

  1. Estimado Amigo:

    Leyendo tu blog, concuerdo que las certificaciones son una herramienta muy efectiva de marketing, también que es un negocio para el fabricante del producto X, pero no reflejan a mi gusto personal habilidades y conocimientos de un determinado producto.., ¿por qué digo esto?, hoy es tan fácil bajarse un braindump, un testking o algo parecido en el cual puedes tener por unos pocos dólares gran parte del examen y por ende ganarse la certificación, por lo tanto, ¿cómo acreditas que realmente él o la persona que da el examen no ha hecho trampa?, ¿ética?, si el mercado de técnicos están compitiendo por una plaza laboral, y si tiene una ventaja competitiva bien.. la usará cueste lo que cueste, es como el concepto de la riqueza, si has leído a Adam Smith (padre de la economía) dice: Hágase rico… pero en ningún caso considera la moral, es decir si puedo pasar por encima tuyo, apoderarme de tu riqueza, tomarte por esclavo y vivir a expensas tuyas bien! cumplo con el primer principio económico, lo mismo esta ocurriendo con el tema de las certificaciones.., vamos certifíquese!!, pero se supone con un esfuerzo personal.., pero si buscas en google hay 20 millones de referencias a braindumps (copias textuales a los exámenes de certificación).

    Por otra parte, una certificación tiene en sí una fecha de vencimiento en la cual si en tu actual trabajo por alguna razón cambian toda tu plataforma de Cisco a 3com, ¿cómo operas esos nuevos productos?, ¿cómo evitas el despilfarro informático?

    Me ha tocado ver en mis 15 años de experiencia TI, tantos casos que creeme que no veo ni tengo fe alguna en una certificación, sirve para el primer filtro en el concepto anglosajón de headhunter, sí sirve.., pero si te enfrentas a la cruda realidad de resolver problemas y no estas preparado.., entonces ¿es el empleador quien debe costear levantar casos o tickets con el fabricante del producto X para que funcione la infraestructura?, ¿de qué estamos hablando, si el empleador contrató o se dejó guiar a la segura a un empleado certificado para no tener problemas en su operatoria, y por el contrario debe sacar más dinero de su bolsillo para que funcione?

    Bueno, quizá he sido duro en mis palabras, pero siento que en el aire todos los que trabajamos en TI estamos haciendo la vista gorda a un tema que ya está empezando a generar ruido, y ese ruido va ir subiendo en la medida que el mismo mercado vea que contratar a un profesional certificado «no garantiza» éxito..

    Ahora desde un punto de vista netamente mercantil, ¿para que ir a una prestigiosa universidad si por otro lado un fabricante X me ofrece la posibilidad de seguir una serie de certificaciones cada una escalonando hasta llegar a la cúspide?, voy a ganar más dinero, no tengo por que hacer una tesis, ni estudiar otras materias que no sean las que calcen con los requerimientos de mi futuro empleador y que por supuesto esté alineado con su plataforma o arquitectura en la versión específica…

    No amigo, aquí hay que darle una vuelta más a la manivela de nuestras cabezas.., algo no cuadra ni funciona con el tema certificaciones..

    Saludos de antemano, y disculpa si mis palabras son rudas
    Pablo

  2. Hola Pablo,

    gracias por tu comentario. He visto tu blog y me gusta mucho tu investigación sobre el valor de las certificaciones. Esa perspectiva es común cuando se habla de las certificaciones, yo por mi parte escribo cosas como ésta entrada donde pondero que las certificaciones tienen ventajas, desventajas, que no son la panacea y que tienen aspectos muy delicados que no pueden anteponerse a la academia.

    Lo que yo rescato indefectiblemente de las certificaciones, es que reflejan necesidades específicas de los fabricantes y probablemente de la industria misma. Si las universidades observan desde esa perspectiva es una forma fácil y rápida de darle a sus egresados una competencia que los ayuda a insertarse laboralmente.

    Yo también quiero notar que las certificaciones no han reemplazado a los títulos formales, ni lo harán, de hecho, a nadie le sirve tener una certificación de alta jerarquía sin tener por lo menos una especialización o mucha experiencia, se necesita más que certificaciones para un buen desempeño y eso no lo desconocen los empleadores. Usualmente la certificación es una forma de asegurarse que la persona es orientada a lograr objetivos y que conoce el ambiente técnico específico de lo que va a trabajar. No hay una queja más ubícua que la que en la universidad no se aprende suficiente de las cosas técnicas: mucha teoría y poca práctica. Pues las certificaciones son ese complemento y así sea haciendo trampa, para aprobar el examen se tuvo que conocer el tema.

    Sobre las respuestas que se ven por ahí, yo las he visto y, no es por dármelas, pero están llenas de respuestas equivocadas. Yo he presentado ya 6 examenes de certificación: 1 de CCNA y 5 de CCNP, para aprobar CCNP se necesitan 4, yo perdí uno. En uno de ellos quise usar las respuestas y luego de ver algunas me convencí de que no me resultaban útiles, precisamente porque no ví coherencia en las respuestas que daban, no me daban confianza. Adicionalmente, aunque es cierto que existe toda una industria alrededor de las respuestas a examenes de certificación, no creo que eso realmente pueda falsear completamente el resultado, ten en cuenta que lo mínimo que tiene que hacer un candidato que estudia de respuestas, en el mejor de los casos, es aprenderse por lo menos 60 de ellas (y que sean las del examen), pero en el peor de los casos TODAS, esos vaciados de cerebro tienen muchísimas respuestas. Las personas que se equivocan son aquellas que piensan que las certificaciones pueden reemplazar los títulos formales: la puntualidad, el lenguaje, la creatividad, la capacidad de trabajo y muchas otras cosas que se validan con títulos formales no se pueden validar con un sólo examen de certificación o los que sean.

    Sobre el ruido… sí, realmente eso no es nuevo. Desde que conozco las certificaciones (poco más de 6 años) ha habido controversia y es un modelo que a los informáticos en general nos gusta mucho. El cambio que tú quieres y que necesitamos es ver la certificación en su justa proporción: un examen de alta dificultad que garantiza que alguien sabe sobre un tema. Yo creo que sí se puede confiar en eso y si le sumas la preparación que usualmente tiene una persona que quiere una certificación (yo dicto cursos de 1 año para CCNA) el resultado es alta confiabilidad.

    La preparación para resolución de problemas va mucho más allá de las certificaciones y en eso trabaja la industria, por ejemplo mira certificaciones como CISSP o PMP que exigen experiencia como líder de seguridad o proyectos (5 años). Actualmente, CCNP ha tomado un giro tremendo y está basada en prácticas de alta complejidad, quien haga esa preparación tiene que aprender algo. Por otro lado, insisto, la certificación no es reemplazo para los títulos formales o la experiencia misma, es más bien un complemento.

    Bueno, la verdad es que este tema es muy intenso y se puede hablar mucho de él. Por lo pronto, yo actúo con base en mi convicción: hago certificaciones y obtengo títulos formales. Actualmente estoy haciendo mi proyecto de grado para especializarme en redes de datos y apenas termine prepararé una certificación de Cisco en diseño de redes.

    Buen aporte, muchas gracias y ojalá sigas leyendo.

  3. Luis Felipe londoño

    Cordial saludo

    Amigo donde puedo cancelar los examenes de certificacion de cisco, en que ciudad de colombia se pueden presentar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.