¿Es mejor la experiencia o las certificaciones?

Spread the love

Introducción
El señor que escribe la entrada original en inglés, Gregg Ferro, CCIE # 6920, acusa tener que estar haciendo entrevistas a candidatos para muchos cargos técnicos y en su propia experiencia ha llegado a la conclusión de que es mejor ponderar las certificaciones sobre la experiencia. El tema es muy controvertido, personalmente tengo mis reservas pero él tiene experiencia en la selección de personal y yo en ser seleccionado (o no serlo). Es importante tener en cuenta es esa entrada es de varias entregas y la que comento es sólo la primera, habrá que esperar qué opina en las entregas subsiguientes.
Lo que todos sentimos sobre las Certificaciones
Éste es un tema muy polémico y yo mismo he escrito sobre el papel de las certificaciones en las Universidades, tema que hay que evaluar muy bien para no caer en la suposición de que las certificaciones son la panacea para dominar un tema. Ésta entrada no es la excepción, el señor recibió comentarios muy duros y bien justificados sobre su posición, pero yo personalmente le reconozco los argumentos a favor sin tomar la misma posición. El caso es que la entrada original de Gregg hace la salvedad que todos los que nos certificamos o que estamos pendientes de examenes de certificación hacemos, bien sea porque nos da miedo fracasar y queremos tener un salvavidas en ese caso o bien porque creemos que el gurú de certificaciones en la empresa en la que laboramos es un auténtico baboso y le queremos restar mérito hasta que obtengamos su mismo nivel o simplemente porque realmente creamos que las certificaciones son un requisito artificial del mercado que no garantiza mucho. Éstas son las salvedades que hace Gregg en su artículo original, indicando también que las cosas no son tan simples:
  • Pasar exámenes no hace buenos ingenieros
  • Los buenos ingenieros podrían lograr las mismas cualificaciones
  • No hay reemplazo a la experiencia en un trabajo
  • Hay otras habilidades que hacen un buen empleado
Los argumentos a favor de las certificaciones
Uno de los argumentos que Gregg hace es que en varias entrevistas, los candidatos aducen tener experiencia equivalente a cierta certificación y cita un ejemplo. En su caso él asumió que el candidato decía la verdad y empezó a preguntarle sobre temas considerados por el examen que mencionó y no sabía nada, luego asumió otros dos examenes y tampoco sabía, ni siquiera sobre los temas de certificaciones en las que su CV registraba experiencia. Entonces el primer argumento consiste en que la experiencia enseña cosas que se necesitan para desempeñarse pero las certificaciones aseguran que usted conoce temas fundamentales (digamos teóricos) que no son necesarios para el desempeño directo pero sí para el indirecto (como resolución de problemas en muchas ocasiones). En éste caso se citan varias razones adicionales por las cuales preferir la certificación sobre la experiencia: un compañero de trabajo puede ser muy amable y enseñarme todo lo que necesito para configurar algo pero no va a gastar suficiente tiempo para explicarme un funcionamiento detallado como aspectos de diseño de la tecnología o campos de las tramas o paquetes del protocolo que estoy configurando, y cita también una frase que cae pesado: «5 años de experiencia es tener 5 veces la experiencia de 1 año». Sobre ésto dice: «repetir algunas tareas no es experiencia, usted necesita aprender cosas nuevas para ser valorado fuera de su empleo actual». Sobre la experiencia como la mejor habilidad, dice que cuando uno se respalda para defender su idoneidad, de alguna manera está indicando que no es bueno para emprender objetivos de estudio concretos, que no le parece valioso estudiar metódicamente. Gregg dice que en algunos trabajos saber hacer algo es importante, pero en otros es más importante saber cómo estudiar la tecnología y esa habilidad está mejor respaldada en las certificaciones. Finalmente, enfatiza sobre la necesidad de aprender cosas que no se saben o no se necesitan directamente, porque eso es precisamente lo que va a hacer valioso a un empleado para una empresa diferente a aquella en la que trabaja actualmente.
Conclusión
Las certificaciones tienen virtudes como método de selección pero no se pueden tomar como único criterio. Yo personalmente creo que las certificaciones tienen su objetivo en el conocimiento y habilidad técnica y en eso no creo que haya un mejor criterio, adicionalmente, creo que las certificaciones demuestran interés del candidato por su campo de acción y orientación y efectividad para lograr objetivos. Sin embargo, las selecciones de personal no evalúan solamente la parte técnica: las relaciones interpersonales, la adaptabilidad, la expresión escrita/oral, las situaciones bajo presión y el trabajo en equipo o manejo de personal son habilidades que a veces pesan más incluso que la parte técnica aunque el trabajo sea de perfil técnico.]]>

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.